Qué visitar

Museos

Museo de Boinas “La encartada”

El nuevo Museo de Boinas La Encartada es un enclave turístico que nos transporta a la época de la Revolución Industrial. De gran envergadura El Museo de Boinas “La Encartada” nace de un largo proceso de restauración de la antigua fábrica de Boinas que lleva su nombre. Probablemente, éste sea el único museo de toda Europa que incluye en el mismo complejo la propia fábrica que conserva en buen estado prácticamente toda la maquinaría de una cadena productiva que abarca el proceso completo, además de la colonia obrera con sus dos edificios de viviendas, la capilla-escuela y un entorno paisajístico de excepcional calidad, en la vaguada del río Kadagua.

Dirección
El Peñueco, 1
48800 BALMASEDA (Bizkaia)
Contacto
Tel.: 946800778
Página web
www.laencartadamuseoa.com


Horario

Martes a Viernes: 10:00 a 14:00h – 16:00 a 19:00h (*)
Sábado: 10:30 a 19:00h.
Domingo: 11:00 a 15:00h.
Lunes: cerrado
(*) Tardes cerrado del 16 de octubre al 14 de abril, excepto Semana Santa.

 

Centro de Interpretación de la Pasión de Balmaseda

Ubicado en el Convento de Santa Clara, el Centro de Interpretación de la Pasión Viviente de Balmaseda posibilita al visitante poder conocer durante todo el año los diferentes aspectos del Via Crucis Viviente. El centro alberga una exposición permanente con vestimentas, pasos, objetos, imágenes y sonidos pertenecientes a la representación. Cuenta además con un espacio para talleres y actualmente es la sede de la Asociación Vía Crucis Viviente de Balmaseda.

ContactoDirección
Iglesia de Santa Clara
C/ Campo de Las Monjas
48800 BALMASEDA (Bizkaia)
Tel.: 946 801 438
Página web
www.balmaseda.net

Horario
De martes a domingo y festivos:
de 11:00 a 14:00
Viernes:
De 11:00 a 14:00 y de 17:30 a 19:30
En Semana Santa cerrado

 

 

Museo de Historia Villa de Balmaseda

El Museo de Historia de Balmaseda es uno de los recintos turísticos de la villa que más interés despierta durante todo el año. Situado en la iglesia de San Juan del Moral la exposición se articula en varias zonas que permiten al visitante conocer cómo era la villa en el pasado, y dar buena cuenta de cómo ha ido transformándose en el tiempo.

El patrimonio que contiene es de valor incalculable, abaracando desde un archivo municipal que data del siglo XVI, pasando por toda la tradición industrial y ferroviaria de Balmaseda, hasta llegar a las personalidades más famosas de Balmaseda, y todo sin olvidar esa gastronomía encartada que tiene en la Putxera a su máximo estandarte.

 

 

 

 

DirecciónMuseo de historia Balmaseda
Iglesia de San Juan del Moral
C/ Martín Mendia, 12
48800 BALMASEDA (Bizkaia)
Página web
www.balmaseda.net
Contacto
Tel.: 657 79 58 06
 

Horario
Verano:
Martes a Domingo:11.00h-13.30h.
Martes y jueves: 17:00h-19:00h.
Lunes y festivos: cerrado.
Invierno:
Martes a Viernes:11.00h-13.00h y 17:00h-19:00h.
Sábado y Domingo: 12.00h-14.00h.
Lunes y festivos: cerrado.

 

 

Monumentos

Iglesia San Severino

Situada en la plaza San Severino fue construida en el S.XV sobre la muralla.

En planta es una iglesia de tres naves a diferente altura. Cada una con cuatro tramos. El central remata en un ábside ochavado de siete paños. El crucero posee mayor anchura en planta y en lo referente al alzado cabe señalar que destaca por su mayor altura.

Los paramentos y las diversas piezas son de sillería de piedra arenisca sacados en las sucesivas reparaciones, especialmente la del último cuarto del S. XIX.
Esta reforma fue dirigida por el arquitecto Severino de Achúcarro. En ella, según BingenUrquijo, “…se entarimó el templo, se degradaron las bóvedas fingiendo sillería y se derribó el pórtico. Las vidrieras fueron la aportación más espectacular de esta reforma.Hoy brillan en los siete grandes vanos del ábside con dos filas de imágenes en cada vano.

Los adornos florales y arquitectónicos siguen formas neogóticas, pero las figuras de los santos son de gusto romántico.

El conjunto fue realizado por la casa Dagrant de Burdeos…”
Existen dos portadas de ingreso. En la de los pies, en el hastial Oeste, destaca un ósculo con una tracería basada en estrellas de cinco puntas. A su lado tiene un campanario ochavado, decorado por balaustradas con balconcillos. Su fecha de documentación data de 1726. Esta reforma barroca fue realizada por Lázaro de Ainsera.
En lo referente a la portada principal, sita en el brazo del crucero de la Epístola, al Sur, resalta la figura del Salvador en el parteluz.

En el lado del Evangelio se hallan dos capillas: la capilla de Santo Cristo de la Misericordia realizada en 1535 por el montañés Rasines y decorada con un bello retablo. Se cree que data de la época de 1545-1550 y está atribuida al taller de Beaugrant. La de San Pelayo realizada por M. Smith en 1928 de estilo neo-románico.

En el coro, a los pies, está el órgano, fabricado en 1892, de masonería neogótica, de la casa parisina Cavaille – Coll, donado por Martín Mendía y Conde.

 

 

Puente Viejo

Es el testimonio más antiguo de la Balmaseda amurallada con su torrejón. Realizado en piedra sillería está erigido sobre el río Cadagua. Supuso el único punto de paso del tráfico entre la costa y Castilla en su área. Cruza el río Cadagua por el sur de la población, enlazando los barrios de El Cristo y San Lorenzo.

El puente se asienta en roca en al menos una de sus cepas, lo que le da una gran estabilidad.

Puente medieval, su construcción se sitúa en el bajo medievo. El alzado está determinado por tres arcos de medio punto, siendo el central muy elevado, respecto a los otros dos, lo que resultaba incómodo para el acarreo de mercancías.

Sobre uno de los tajamares de proa se alza una torreta trazada sobre una base rectangular perpendicularmente al eje del puente con arco gótico.

 

Casa Consistorial

Edificio del barroco, pero dentro de un estilo claramente clasicista, responde al modelo de palacio castellano – montañés, fue construido hacia 1743 por el arquitecto Marcos de Vierna y Pellón.

Se han de destacar importantes reformas posteriores: en 1851, se reforma una parte la fachada principal, por parte del arquitecto Antonio Goicoechea; en 1883, el arquitecto Daniel Escondrillas realiza el enlosado del pavimento con las losas del pórtico y parte de la distribución interior de los pisos superiores. Finalmente, en 1919, el arquitecto H.J. Murga Acebal reestructura el pórtico y el acceso en su estado actual.

Desde la plaza San Severino, tras una escalinata de seis peldaños, se accede a una planta porticada constituida por seis crujías y cinco naves diáfanas. Las dos primeras quedan abiertas a la plaza; la primera se apoya en fuertes machones de piedra y las restantes en pilastras poligonales. La caja de escaleras se desplaza a un cuerpo adosado a la fachada zaguera para dar acceso a las dos plantas superiores.

En la fachada principal encontramos dos plantas. En la primera, cada uno de los vanos está provisto de un balcón, más amplio en el hueco central, adornado con bellas molduras. Sobre éste se halla el escudo de armas que ratifica el carácter oficial del edificio.

La segunda planta posee pequeñas ventanas rasgadas en arco carpanel.

 

Palacio Horkasitas

El Palacio Horkasitas es considerado como una de las mansiones señoriales más importantes de Bizkaia. Situada en el casco viejo de la villa de Balmaseda, fue mandado construir en 1686 por Don Lucas de Horkasitas con el fin de convertirse en una aduana. Hasta 1841 fue conocido como el lugar donde se cobraban los impuestos a los comerciantes y mercaderes que pasaban por la villa.

El edificio se reparte en cuatro alturas con vanos de luz en sus fachadas. Podemos decir que el estilo arquitectónico del edificio es el Clasicismo, sin embargo cuenta con elementos barrocos. Destacamos los escudos de armas labrados que identifican el apellido del promotor. Además posee uno de los escasos patios interiores que podemos encontrar en la villa histórica.

El edificio ocupa dos calles, Martín Mendía y Pío Bermejillo, por lo que podemos decir que es un edificio de forma paralepípeda.

 

Iglesia San Juan Bautista

La iglesia de San Juan Bautista se encuentra en la margen izquierda del río Cadagua. 
Es un templo de estilo gótico-renacentista que cuenta con una sola nave y ábside construida a mediados del siglo XV por Juan López de La Puente. Su torre es de estilo barroco construida en el siglo XVIII y cuenta con un pórtico que data de 1887, realizado por el arquitecto Daniel de Escondrillas.

En esta iglesia se veneraron los restos del cuerpo de San Bonifacio. En la actualidad alberga el Museo de Historia de Balmaseda.

 

Ermita de San Sebastián y San Roque

Esta ermita esta situada en la cima del monte Kolitza, a 874 metros sobre el nivel del mar, es una de las pocas construcciones románicas que se pueden encontrar en Vizcaya.

Es difícil de establecer su fecha de construcción, ya que han desaparecido las bóvedas originales y parte de los muros, pero podemos datarla de mediados del siglo XIII.

Su planta cuenta con una sola nave rectangular con bóveda de cañón y ábside. En su interior, encontramos la imagen de San Roque instalada en 1585.

Esta ermita se convierte en punto de reunión en varias ocasiones. En mayo se realiza la tradicional subida al monte, pero en Pentecostés y en San Roque también se realizan excursiones a la cima, donde se oficia una misa.

 

Monasterio de Santa Clara

Construido a mediados del siglo XVII gracias a la donación de fondos realizada por D. Juan de la Piedra y su mujer. En él vivieron las religiosas franciscanas clarisas hasta finales de los ochenta.

Este conjunto monumental está formado por el convento, convertido en hostal – restaurante, la Preceptoría de Gramática, actual vivienda particular y la Iglesia, desacralizada para convertirse en el Centro de interpretación de la Pasión Viviente de Balmaseda.

Además, la iglesia en su interior también alberga un museo en el que se exhiben los trajes de los personajes principales de la Pasión y alguno de los pasos de las procesiones como la Dolorosa, San Juan o el Azote.

 

Palacio Urrutia

El edificio, de estilo clasicista, data del siglo XVI. Construido por el arquitecto M. Ibáñez de Zalbidea, el nombre le viene por haber pertenecido al almirante Diego de Urrutia y de los Llanos.

Se trata de un edificio a tres alturas, que ocupa la calle Correría y parte del Cantón de la Fuente, con vanos de luz en todas las fachadas. Podemos destacar los escudos ubicados en las esquinas, que se mantienen como representación de las armas de los Urrutia, derivadas de los Salcedo-Ayala, descendientes de las casas reales de León y Aragón.

En la actualidad, su estructura interior ha variado, convirtiéndose en varias viviendas particulares.

 

Ayuntamiento

 

El consistorio se levanta en el corazón del núcleo urbano de la villa. Se trata de un edificio barroco, de estilo clasicista. Construido a mediados del siglo XVIII por el arquitecto Marcos de Vierna y Pellón, ha sufrido varias reformas como la que afectó a la fachada principal en 1851.

El edificio tenía originalmente un solo piso y dos torres laterales, pero en el siglo XIX se levantó una segunda planta mediante la unión de esas dos torres. En el primer piso se puede observar un balcón bastante amplio adornado con bellas molduras.

Sobre este encontramos el escudo de armas que corrobora el carácter oficial de la construcción. La segunda planta posee pequeñas ventanas rasgadas en arco carpanel. En la parte superior hay una compleja cornisa y el tejado a cuatro aguas.

Podemos acceder al edificio desde la plaza de San Severino a través de un gran pórtico de seis crujías y cinco naves diáfanas, que por su parecido a la arquitectura mudéjar es conocido como la Mezquita de Balmaseda.

Reloj calendario solar

Desde 2008 Balmaseda cuenta con un reloj calendario solar de más de 70 toneladas de peso y seis metros de altura que marca con precisión meses, horas y minutos. Esta figura cuenta con dos relojes simétricos en la parte superior que marcan las horas solares de la mañana y la tarde respectivamente. En el suelo, otro reloj dibuja los números que corresponden a los meses y da la hora en el momento en el que el sol alumbra encima del mes en el que esté.

En el reloj se pueden observar tallados los nombres de los montes bocineros de Bizkaia en una rosa de los vientos y los tres nombres de las localidades hermanadas con Balmaseda.